No hay diferencia, en la iglesia de hoy,
con la, de ayer.

No hay comentarios: