La FARAONA no sabe como limpiar su imagen.
Y ahora con el cuento del puente.

No hay comentarios: